DE CAMINO AL FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Luego de unas merecidas vacaciones personales en Sicilia, tierra de temeraria conducción, monumentos milenarios sin ningún tipo de vigilancia, pizza, basura en las calles, olor a pescado, y aún así, encanto, vuelvo a la realidad para dirigirme a Donosti. En una semana sabré si soy capaz de ver 29 películas en 6 días. La web digital de la que formo parte