MIS COMIENZOS COMO DILETANTE

“Las cosas son, o no son como son. El color del día, la percepción de sentirse niño, el contacto del agua salada con las piernas quemadas por el sol. Unas veces el agua es amarilla, otras veces roja, pero el color que se aloja en el recuerdo, depende del día. No voy a contar la historia al pie de la