AMOR FATI O CÓMO LLEGUÉ A OPERARME DE UN GLAUCOMA

Ayudante de dirección de los más reconocidos dramaturgos de la escena contemporánea, Yaiza Ramos se pone el listón más alto estrenándose como dramaturga con Amor fati o cómo llegué a operarme de un glaucoma. Aunque se trata de autoficción lo hace de una manera, sincera, honesta y muy valiente apostando por un texto bastante personal que además ya viene avalado