¿Por qué el bigote obsceno?

Si el nombre te ha impactado, ha llamado tu curiosidad o te invita a saber más, te preguntarás cuál ha sido el camino creativo que ha desembocado en eso, y querrás saber si somos un grupo de desequilibrados o pervertidos fetichistas de bigotes (idea que no desmentimos categóricamente) o si merece la pena conocer algo de lo que contemos.

Intentando buscar nombre con el que titularnos se nos pasaron por la cabeza grandes figuras que han marcado la cultura contemporánea, y que por añadido lucían vello en el labio superior. Entre la lista de grandes personajes con bigote se cuentan: Karl Marx, Freddie Mercury, Frida Kahlo… Que no os convenzan de lo contrario, esta web no es machista ni pretende serlo por ponerse un bigote como logo corporativo. Todo lo contrario; el decirlo obsceno puede entenderse como una crítica a la ostentación de un bigote como símbolo supremo de la identidad masculina (cuanto más pelillos sobre el labio superior más macho) o como la posibilidad de que las mujeres puedan llevarlo con la misma dignidad, como dice una vieja expresión: no tener una mujer malos bigotes, refiriéndose a su atractivo personal. Alzad tod@s vuestros bigotes con orgullo.

Más expresiones rodean al bigote: las cosas de bigotes son aquellas grandes y excepcionales, y así podemos decir que nuestra web es un asunto de bigotes épicos y que este manifiesto, al igual que el de Marx revolverá las conciencias de la sociedad moderna (quizás las revuelva y las vomite).

En el fondo una gran idea nos mueve. Queremos llamar la atención del público, que se queden en nuestra página y buceen horas y horas entre todas las cosas que escribamos. El objetivo fundamental por tanto es captar tu atención y ser los terapeutas de tu aburrimiento. Como cuando te cruzas con alguien que lleva sin vergüenza un enorme bigote y no puedes dejar de mirarlo. Queremos ser como UN BIGOTE OBSCENO, tan obscenamente grande y elaborado que no puedas dejar de verlo mires a donde mires…