LOS PIONEROS A VAPOR DE BRIAN FLOCA

Brian Floca nos hace viajar en el tiempo en su Locomotora para que inauguremos la línea ferroviaria que unió los dos extremos de Estados Unidos en 1869. De pronto nos vemos trasladados y convertidos en una familia corriente que se prepara para su primer viaje transcontinental en un tren a vapor.

A veces parece que todos los libros infantiles tienen que ser de ficción. Muchos incluso piensan que los cuentos ilustrados solo pueden disfrutarlos los niños. Con Brian Floca conseguimos vivir con un relato de no ficción un acontecimiento histórico que va desde la construcción de las vías del ferrocarril hasta la culminación del viaje.

Locomotora 2

En Locomotora encontramos algo más que una historia. Las palabras que lo componen están cargadas de musicalidad y las ilustraciones nos enseñan todo lo que hay que saber del tren que nos va a llevar por sus páginas. Podemos ver quiénes son los trabajadores y qué función desempeñan, cada engranaje y cada pieza se detallan para dar al pasajero literario la impresión de ser uno de esos pioneros que durante días se embarcaron en un viaje que cambió millones de vidas.

Brian Floca nos pone en movimiento rodeados de sonidos y paisajes cambiantes. Podemos saborear lo que ellos comieron y comprobamos que, aunque en primera clase tenían camas, nuestra familia protagonista duerme en incómodos asientos compartidos. Porque esta locomotora nos habla de una sociedad que empieza a transformarse, de dos empresas rivales que luchaban por su financiación a la vez que se tenían que aliar para terminar juntas un proyecto de gran envergadura.

Locomotora 3
El juego que desempeña la tipografía es visualmente atractivo para todas las edades y nos da la pauta onomatopéyica para contar en voz alta un trayecto cargado de emoción y realidad.

Las noches y los días pasan con el traqueteo de la locomotora y sus vagones a través del continente. Estados Unidos, con sus llanuras y sus montañas, aparece en nuestra ventanilla mostrándonos dónde nos encontramos en cada momento: Nebraska, Wyoming, Utah, el túnel Summit, Sacramento, San Francisco… La línea del Pacifico de 1869 se encuentra ante ti, con sus vías construidas principalmente por inmigrantes del sur de China y de Irlanda.

Locomotora 4

Locomotora recibió la Medalla Caldecott en 2014, un premio que concede anualmente la división infantil de la American Library Association a la mejor obra literaria ilustrada para niños de Estados Unidos.

Locomotora 5

Ángela Pacheco
Ángela es bibliófila por naturaleza y por formación, conoce todo lo que rodea al mundo del libro, desde la portada hasta el punto final. Seguro que el libro que tienes entre manos ya ha pasado por las suyas. La música, el cine y el turismo se cruzan también en su universo interior dando forma a una visión muy particular de todo lo que lee.
Ha dicho que está decidida a ganarse la vida con su pasión, el mundo de las letras. Aceptamos donaciones para ayudarla. Ya sabes a quién acudir si necesitas un corrector especializado o una aprendiz de escritora.
Me gusta el cine más bizarro de serie z, las descripciones apasionadas en las páginas de cualquier libro, Gustav Klimt y la lluvia, sobre todo... la lluvia.
No me gusta la estupidez humana y vivir en un mundo donde lo que se nos enseña de pequeños no se respeta de mayores (compartir, respetar los turnos de palabra...).
Pasaría una noche en vela con Ed Sheeran, Ray Bradbury y con el líder de una secta o institución religiosa con el que poder discutir pacíficamente.
Una obra en la que me quedaría a vivir La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, podría pasarme la vida recorriendo los pasillos del Cementerio de los libros olvidados.
Bigote preferido El de Davy Jones del Holandés Errante y, sin lugar a dudas, todos los que participan cada año en el movimiento Movember.

Deja un comentario