HEAVY RAIN. EL THRILLER PSICOLÓGICO NO ES SOLO COSA DEL CINE

videjouego thriller

Cuando las obsesiones de cuatro protagonistas acaban siendo las tuyas.

   Todos nos obsesionamos con algo en algún momento de nuestras vidas, incluso por varias cosas al mismo tiempo. Es posible que leas esto bajo los efectos de una obsesión o que paralelamente la estés alimentando; ahí ya no me meto. De lo que no cabe la menor duda es de que en el mundo audiovisual nadie expresa las obsesiones tan explícitamente ni de forma tan absorbente como lo hace el cine, hasta ahora.

    Heavy Rain es un videojuego en donde el “asesino del origami entrelaza la vida de sus cuatro protagonistas: un arquitecto con agorafobia, un investigador del FBI, una periodista con insomnio y un detective privado contratado por una prostituta. ¡Vaya mezcla! ¿Verdad? ¿Y si os digo que además podéis controlar sus pensamientos, comentarios y acciones y con ello influir en el relato en general y en el final especialmente? Así es, nuestras acciones determinan el curso de la historia y nos marcan cómo acaba el juego y lo que les sucede a nuestros protagonistas. Por suerte para nosotros, aunque para el orquestador de esta obra y fundador de la empresa responsable, David Cage, no era lo ideal; podremos volver a repetir los capítulos y ver así cómo transcurren las escenas si hubiéramos tomado otras decisiones. Para Cage, director de “Quantic Dream”, lo ideal es jugarlo una sola vez, como la vida misma, y así no ser meros espectadores sino partícipes de la historia como si nosotros mismos estuviéramos en el papel de esos protagonistas.

Elecciones
Ejemplo de toma de decisiones por parte del jugador.

   El villano de la historia es el “asesino del origami”. Mata a niños de unos diez años ahogándolos con agua de lluvia. Junto a los cadáveres siempre deja una figura de origami y una orquídea. Tan poético como obsesivo y despreciable. Para quien no lo sepa, origami es la papiroflexia de toda la vida hecha arte por los japoneses; como casi todo en ellos. Un ejemplo es el que aparece en la imagen principal de este post. Muy interesante es la presentación del juego por parte de la compañía: aprovechando que tienes que esperar un poco cuando inicias el juego por primera vez (circunstancia exclusiva de las consolas de Sony), te dan un papelito y las instrucciones para construir tu propia figura de origami como la del asesino y con un toque psicológico sutil pero interesante logran meterte más de lleno en la historia.

Los cuatro protagonistas tienen cada uno sus propias obsesiones que se entremezclan en algún punto de la historia:

Ethan Mars, el arquitecto, tiene que afrontar la muerte de su hijo y la sombra de la culpabilidad le condiciona a partir de entonces. Pasa de tener una vida idílica de esas que vemos en las películas de Hollywood donde todo es perfecto, a padecer agorafobia y pensar que es el brazo ejecutor de la propia muerte.

Madison Paige, periodista. Es el típico personaje estilo Lois Lane insaciable de historias que encontrar y culpables que descubrir.

Norman Jayden, el investigador del FBI, que vive obsesionado con resolver sus crímenes como sea. Tanto es así, que es adicto a una droga ficticia que le proporciona unas características detectivescas especiales, además de un artilugio que le permite encontrar las pistas como nadie.

Scott Shelby, el detective privado, que padece de asma. Su obsesión no está clara al principio pero según se desarrollan los hechos se va viendo más clara aunque dependerá un poco de cómo vayas superando el juego. Es contratado por una prostituta, la madre de uno de los niños asesinados por el “asesino del origami”.

Personajes
Personajes protagonistas que el jugador puede controlar.

   Creo que este juego marca un antes y un después en lo que a videojuegos tradicionales se refiere. Cualquier persona, sea asidua o no a jugar en videoconsolas, puede completarlo y disfrutarlo. Tiene controles para todos los públicos, intuitivos y que hacen uso del mando de movimiento de la consola o incluso del Move. Cualquier persona a la que guste un buen thriller puede disfrutarlo como el que más sin importar su edad o habilidad para los videojuegos, yo lo he visto en varias ocasiones. Tiene una historia que engancha y un doblaje en español de gran talla con actores como Tito Valverde o Michelle Jenner.

   Además se percibe el periodo de madurez de una empresa y del arte de los videojuegos, lo que nos demuestra una vez más que ya no son sólo cosa de niños. Es un juego exclusivamente de adultos y para adultos. “Quantic Dream” ya nos sorprendió con su “Fahrenheit”, de PS2 y XBOX, y nos ha dejado un mejor sabor de boca aun con su último juego “Beyond: Dos Almas”. Para mi uno de los diez mejores de PS3 en donde los actores Ellen Page y Willem Dafoe nos deleitan con sus actuaciones usando la tecnología de captura de movimientos y su voz como dobladores.

Adultos
Juego de adultos y para adultos donde la lluvia juega un papel fundamental en la historia.

   En definitiva no puedo decir más que si eres amante de los thrillers, te gustan las buenas historias, disfrutas los buenos juegos o simplemente sabes apreciar lo bueno, tienes que probarlo porque seguro que te encantará. Y te obsesionará…

Damián
Damián es un apasionado de saber cosas y construir mundos con ellas. Es un friki homologado oficialmente y con conciencia de serlo. Diestro en la tecnología, la electrónica y los videojuegos, conoce los más intrincados bits a los que nadie ha llegado. Le atraen también el cine, el cómic y otras artes, y las historias que rodean a cada una de esas ideas.
“El Bigote is coming. Ven al lado peludo de la fuerza”, ha dicho.
Me gusta Cualquier entretenimiento audiovisual, el potencial humano y sus grandes obras, todo el saber...
No me gusta Las redes sociales, el "autoengaño", ir de compras.
Pasaría una noche en vela con Leonardo Da Vinci, Thomas Alva Edison, Mohandas Karamchand Gandhi; y cualquier gran persona que haya marcado nuestra historia, tengo mucho que preguntarles. Y con "El Gran Bigote" claro.
Una obra en la que me quedaría a vivir Matrix, siempre. ¿No vivimos allí ya?
Bigote preferido El de José María Íñigo en los tiempos en los que solo estaba TVE.

Deja un comentario