Ángela Pacheco
Ángela es bibliófila por naturaleza y por formación, conoce todo lo que rodea al mundo del libro, desde la portada hasta el punto final. Seguro que el libro que tienes entre manos ya ha pasado por las suyas. La música, el cine y el turismo se cruzan también en su universo interior dando forma a una visión muy particular de todo lo que lee.
Ha dicho que está decidida a ganarse la vida con su pasión, el mundo de las letras. Aceptamos donaciones para ayudarla. Ya sabes a quién acudir si necesitas un corrector especializado o una aprendiz de escritora.
Me gusta el cine más bizarro de serie z, las descripciones apasionadas en las páginas de cualquier libro, Gustav Klimt y la lluvia, sobre todo... la lluvia.
No me gusta la estupidez humana y vivir en un mundo donde lo que se nos enseña de pequeños no se respeta de mayores (compartir, respetar los turnos de palabra...).
Pasaría una noche en vela con Ed Sheeran, Ray Bradbury y con el líder de una secta o institución religiosa con el que poder discutir pacíficamente.
Una obra en la que me quedaría a vivir La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, podría pasarme la vida recorriendo los pasillos del Cementerio de los libros olvidados.
Bigote preferido El de Davy Jones del Holandés Errante y, sin lugar a dudas, todos los que participan cada año en el movimiento Movember.

4 thoughts on “GABRIEL PLAZA MOLINA, RECUERDOS DE UNA VIDA

  1. El Epílogo es un libro genial, divertido y muy bien escrito.
    Muchas gracias por darlo a conocer a él y a su obra.

    1. Es un placer poder dar visibilidad a libros menos conocidos que los superventas y, sobre todo, recordar a autores que merecen la pena.

  2. Muy cierto, destacamos más la muerte de una autora o autor que su nacimiento. En Occidente “vivimos como si nunca fuésemos a morir, y morimos como si nunca hubiésemos vivido”. El marco biográfico de quien escribe es importante para entender por qué escribe lo que escribe. Y también cómo lo escribe.

    No conocía a Gabriel Plaza, pero tras tu interesante semblanza biográfica y tu apetecible apunte sobre su estilo, lo cuelo en los primeros lugares de mi lista de pendientes. ¡Gracias!

    1. Parece que los autores se convierten en papel cuando publican y nos olvidamos por completo de quién hay detrás de esas páginas. No tenemos contexto ni empatía.
      Creo que por eso una de las estrategias editoriales es hacer portadas similares cuando algo triunfa, sea del autor que sea. Nos distanciamos del escritor para buscar libros similares y eso puede ser un error. Deberíamos fijarnos más en qué escritores nos apasionan que a qué obra se asemejan. Y para elegir nuevas lecturas… hay que lanzarse al vacío en busca de la sorpresa.

Deja un comentario