ENTREVISTA A MIRIAM BEIZANA VIGO

Tras leer Todas las horas mueren, quisimos saber más de su autora. Hoy Miriam Beizana Vigo está aquí para contarnos su experiencia como escritora autopublicada y para hablarnos de cómo vivió la creación de sus personajes. Además, El Bigote Obsceno dedica diciembre a la pobreza y Miriam ha iniciado una campaña con sus libros este mes para que parte de los beneficios vayan al Banco de Alimentos de la provincia de A Coruña.

Miriam, háblanos de Fontiña, el lugar donde se cruzan las historias de Olivia y Dorotea en Todas las horas mueren. ¿Cómo llegaste a ese refugio?

Miriam Beizana Vigo: Es innegable el vínculo espacial que Fontiña guarda con el lugar de Marafariña. Digamos que ambas ubicaciones responden a mi amor por Galicia y la esencia de sus rincones. En el caso de Fontiña, incluso me atrevo a darle una posición geográfica más concreta (en algún punto de la N550, dirección Santiago de Compostela). La capital gallega tiene una gran expansión de aldeas y pueblitos en sus cercanías, donde en más de una ocasión me he detenido a tomar un café en medio de un viaje.

Más importante que la propia Fontiña sería su Café. Un negocio humilde regentado por Olivia como clave de su desarrollo y su magia. No es raro encontrarse este tipo de locales en los lugares más inusuales de A Coruña.

Tu libro va contando la vida de los personajes con una cronología peculiar, ¿por qué elegiste esta forma de narrar la historia?

Miriam Beizana Vigo: Antes de la planificación, viene la pasión de la primera idea, la improvisación, el disfrutarlo pura y duramente. En ese momento de génesis me permito el lujo de divertirme de lo lindo: la hoja en blanco y todas mis ideas condensadas con el único fin de ir escribiendo las primeras líneas. En un primer momento, Olivia en el «presente», luego Dorotea en el «presente». Después, la historia que bebía del pasado me pidió surgir de manera rota, recurrir a los bruscos, pero justificados) saltos en el tiempo.

Quiero pensar que Todas las horas mueren no podría narrarse de otra forma. Queda muy patente lo frágil, fugaz y eterno que es el tiempo con estas dichosas horas que caminan siempre hacia el final. Por supuesto, dicha técnica le otorga cierta complejidad, el mayor desafío de esta novela corta.

Miriam Beizana Vigo 2 Sinopsis

Todos los personajes pasan por situaciones dramáticas: pobreza, represión, tortura, maltrato… ¿Los acontecimientos dieron forma a las protagonistas o primero creaste sus personalidades?

Miriam Beizana Vigo: No he hablado mucho sobre esto, algún artículo breve en mi web, pero es curioso. Lo que me ha pasado con Todas las horas mueren es una de estas musas que aparecen de repente y, sin más, hacen nacer la historia. ¡Qué caprichosas son! Apenas tuve bloqueos, titubeos o dudas a la hora de continuar durante los dos años que duró el proceso de escritura y corrección, como si de algún modo la vida de Olivia, Dorotea y Laura no me fueran ajenas, como si nacieran de algún lugar que yo conocía a la perfección. Si es cierta la teoría de que lo que escribimos es algo que vivimos en otras dimensiones (lo que explicaría muchísimas cosas), el ejemplo de esta novela sería para mí una prueba casi irrefutable.

Creé sus personalidades de manera simultánea. He de confesar que me aburre un poco la burocracia de crear fichas y llenar hojas de datos técnicos sobre estas almas que uso en el papel, pero sí que trabajo mucho en ellos. Ocupan mi mente casi todo el día, les doy forma física y psicológica, me imagino su voz, su comportamiento, el brillo de sus lágrimas, lo que les da miedo… Mis personajes, en definitiva, son aquello que han vivido. No tendrían ningún sentido fuera de ello.

Olivia es escritora, ¿cuánto podemos ver de ti reflejado en ella?

Miriam: En esto de la literatura es difícil tener la certeza de algo, pero intentando comprenderme a mí misma diría que Olivia es un reflejo de mi miedo a envejecer. En realidad, todos tenemos miedo a ello, pero creo que escribir sobre una anciana escritora que ya no escribe ha sido una buena forma de canalizarlo, de interiorizarlo y de naturalizarlo en cierto modo.

Muchas veces pienso que, en cualquier momento, abriré los ojos y habrán pasado unos 40 o 50 años. A pesar de que todavía soy joven, siempre he tenido muy presente el paso del tiempo, estoy obsesionada con aprovecharlo. Temo dejar correr las oportunidades, temo desaprovecharlas en cuanto al camino de las letras se refiere.

Miriam Beizana Vigo 3. Libro

¿Cómo surgió el título Todas las horas mueren?

Miriam: El título nació antes que la historia. Y fue en el aeropuerto de A Coruña mientras esperaba a que llegase un familiar. Apareció sin más. Recuero que cogí la aplicación de notas del móvil y lo apunté: «Todas las horas mueren. Novela Tipo ensayo. Breve. Diálogos filosóficos. Olivia Ochoa. Y un Café».

Al día siguiente ya comencé a escribir. Fue una liberación porque me permitió cultivar un estilo distinto al que estaba teniendo mi primera novela, ya que la escribí cuando todavía estaba trabajando en Marafariña.

El título es una verdad irrefutable que nadie puede negar. Y yo quería escribir sobre el miedo que me daba el tiempo y su fugacidad. Me pareció la forma idónea de nombrarlo y creo que a los lectores también les ha gustado.

Háblanos de Marafariña, la obra dentro de la obra y al mismo tiempo tu primera novela.

Miriam: ¿Qué puedo decir de Marafariña? Tan solo al mencionarla me emociono, como si su espíritu recorriera mi cuerpo. Hay lectores y amigos que son capaces de definirla mejor que yo. Suelen decir que es una novela muy mía, con todo lo que soy o he sido. Es como un grito de mi pasado o como una parte de vida con la que ya no me identifico.

De todas formas, la unión que yo tengo con esa historia no creo que vuelva a tenerla con ninguna otra. Tal vez influya sobremanera que en ella se relaten hechos autobiográficos muy duros, aunque siempre encuadrados dentro de la más absoluta ficción. La protagonista es una joven Testigo de Jehová encadenada a la rígida rutina religiosa que le imponen sus padres. Vive en Marafariña, una solitaria aldea gallega que bien podría evocar el paraíso del que tanto habla su Biblia. La llegada al lugar de una familia devastada por la tragedia, en especial de la joven Olga, hará que los caminos de su fe se expandan por primera vez.

¿Elegiste la autopublicación desde el primer momento?

Miriam: Sí, en ambos casos, aunque tal vez si hubiera sido hoy no lo habría tenido tan claro. Pero estoy muy orgullosa de haber conseguido llegar a un buen número de lectores, de haber cosechado opiniones tan positivas y de seguir creciendo como escritora gracias a ello.

Si me siento tan unida a Marafariña y, por lo tanto, a Todas las horas mueren; con la autopublicación es todavía más intenso. Todo lo que son lo he conseguido yo, sin intermediarios, sin editores, sin publicistas. Ha sido duro, pero me ha permitido que vieran la luz tal y como yo quería, sin ningún tipo de norma impuesta. Digamos que he sido muy libre.

¿Cuál ha sido tu experiencia como autora en Amazon?

Miriam: Ha sido duro, pero muy satisfactorio. Yo aplaudo y digo con orgullo que he publicado en KDP, y que tal cosa no es sinónimo de mala calidad ni de literatura ligera en absoluto. Me ha permitido ser leída, mientras que las editoriales no han dejado de cerrarme puertas, como si por mi juventud o por mi argumento poco comercial no fuera a conseguir nada.

Lo más bonito de Amazon es llegar a conocer a aquellos que te leen. Y no solo por los maravillosos comentarios que han dejado en las fichas de los libros, sino por la cantidad de mensajes privados que me fueron llegando y varios e-mails. Es indescriptible lo que una autora novel, a la que nunca leyó nadie más que su familia, siente al recibir una opinión tan cálida de alguien que no conoce. Para mí, eso es magia. Para mí eso hace que todo merezca la pena.

En cuanto al tema de las ventas, no quiero obsesionarme. Por supuesto, no soy un best-seller, pero en realidad sabía a lo que atenerme con el tipo de literatura intimista que yo escribo. Quejarme de esa faceta comercial sería, por mi parte, un acto injusto y bastante necio. Estoy más que satisfecha y agradecida con la acogida.

Miriam Beizana Vigo 4 Marafariña

Si tuvieras que elegir una de tus publicaciones, ¿cuál sería?

Miriam: Tal vez los lectores dirían Todas las horas mueren. Yo defenderé Marafariña. Y, me permitirás anticipar, creo que incluso elegiría la secuela de la misma que está en proceso.

¿Cómo te sentiste al tener tu primer libro en papel entre las manos?

Miriam: Sentí que me había quitado un peso de encima. La felicidad vino después. Me encanta tener mis libros en papel en la estantería. Además, los releo constantemente, disfruto al hacerlo. Me gusta tocarlos, olerlos y sentirlos. Ser consciente de todo lo que implica tener esas hojas encuadernadas en mis manos. Doy mucho de mí cuando escribo, muchas lágrimas, mucha verdad, muchas horas de sueño… en fin. El ejemplar físico es como un resumen, como una medalla, de todo esto.

El Bigote Obsceno dedica el mes de diciembre a la pobreza. Un mes de gastos y derroche que no todos pueden compartir. Algunos de tus personajes han vivido esa carga y te has implicado con el Banco de Alimentos de A Coruña. ¿Podrías contarnos más sobre este tema?

Miriam: Me alegra que me permitas hablar de esta pequeña campaña navideña que voy a llevar a cabo. Durante el mes de diciembre, el 50% de las regalías obtenidas por las ventas mis dos novelas, tanto en formato digital como en papel, las destinaré al Banco de Alimentos de la provincia de A Coruña, con el fin de que la literatura sirva para ser solidarios, y que el espíritu que se respira por las calles también piense en los que más lo necesitan.

Algunos tenemos la suerte de tener un trabajo y poder cubrir nuestras necesidades básicas. Pero pienso muchas veces en que no es nada difícil perderlo todo por un par de reveses. Creo que tener conciencia de eso nos ayuda a ser generosos siempre que podamos. Me parece terrible que haya familias con problemas para comer, o sin una vivienda digna. Es triste, es duro. Mi gesto es mínimo, pero espero que sea de ayuda.

Para más información, he publicado un post en mi página donde lo cuento todo: https://marafarinha.wordpress.com/2016/11/29/literaturasolidaria-en-diciembre/

¿Tienes prevista alguna nueva publicación a corto plazo?

Miriam: Me temo que la publicación de la segunda parte de Marafariña no verá la luz hasta 2018. Sin embargo, he participado con un relato inspirado en Bruna Husky (de Rosa Montero) en la antología Personajes de Novela publicado por Playa de Ákaba. También, en diciembre HULEMS publica una colección de relatos en la que se incluye mi composición Ensayo sobre la fragilidad del amor.

Para terminar una pregunta para todos aquellos lectores que han disfrutado con Todas las horas mueren: ¿volveremos a ver a Dorotea?

Miriam: La literatura es caprichosa. Tal vez le regale algunas páginas en algún rincón de Marafariña. 

Miriam Beizana Vigo 5 Marafariña

Ya solo me queda dar las gracias a Miriam Beizana por sus libros, su implicación social y, por supuesto, por estar con nosotros en esta bigotuda entrevista. Espero que tenga mucho éxito porque los autores independientes merecen una oportunidad para brillar. Ojalá el Banco de Alimentos reciba una gran donación por las ventas de los libros de esta joven autora de 26 años.

Ángela Pacheco
Ángela es bibliófila por naturaleza y por formación, conoce todo lo que rodea al mundo del libro, desde la portada hasta el punto final. Seguro que el libro que tienes entre manos ya ha pasado por las suyas. La música, el cine y el turismo se cruzan también en su universo interior dando forma a una visión muy particular de todo lo que lee.
Ha dicho que está decidida a ganarse la vida con su pasión, el mundo de las letras. Aceptamos donaciones para ayudarla. Ya sabes a quién acudir si necesitas un corrector especializado o una aprendiz de escritora.
Me gusta el cine más bizarro de serie z, las descripciones apasionadas en las páginas de cualquier libro, Gustav Klimt y la lluvia, sobre todo... la lluvia.
No me gusta la estupidez humana y vivir en un mundo donde lo que se nos enseña de pequeños no se respeta de mayores (compartir, respetar los turnos de palabra...).
Pasaría una noche en vela con Ed Sheeran, Ray Bradbury y con el líder de una secta o institución religiosa con el que poder discutir pacíficamente.
Una obra en la que me quedaría a vivir La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, podría pasarme la vida recorriendo los pasillos del Cementerio de los libros olvidados.
Bigote preferido El de Davy Jones del Holandés Errante y, sin lugar a dudas, todos los que participan cada año en el movimiento Movember.

3 thoughts on “ENTREVISTA A MIRIAM BEIZANA VIGO

Deja un comentario