ENCUENTROS CON SALAS DEL CIRCUITO OFF (VI): EL PAVÓN TEATRO KAMIKAZE

Vanessa Rabade

El TDB nos encomendó la tarea de entrevistar al equipo del Teatro Pavón Kamikaze. Este teatro está capitaneado desde principios de temporada por cuatro socios: Israel Elejalde, Aitor Tejada, Jordi Buxó y Miguel del Arco. Podría ser la historia de Los tres mosqueteros. Los de entonces, lucharon por resguardar el honor de la reina Ana de Austria. En los tiempos actuales, nuestra reina es la cultura y ellos han asumido la responsabilidad de levantar este proyecto con la clara necesidad de velar por ella. Las claves, reprogramar funciones con una trayectoria que les avalaba acompañadas por la apuesta de otras propuestas arriesgadas con el objetivo de atraer y fidelizar nuevos públicos a las artes escénicas. Hablamos con Aitor Tejada que nos desvela cómo han sido estos primeros meses al mando de este barco.

DESDE SU PUNTO DE VISTA, ¿CÓMO CREEN QUE PODRÍAN HACER SOSTENIBLE ECONÓMICAMENTE LA CULTURA?

Si hablamos de sostenibilidad para que los espacios culturales nos mantengamos yo creo que es complicado. No creo que haya desinterés cultural pero sí que somos muchos espacios en Madrid haciendo muchas cosas con una situación económica que no es la ideal , con unos costes de producción complicados a la hora de hacer rentable los espacios, entonces la sostenibilidad de un teatro privado me parece complicada y sobre todo porque no puedes equivocarte. Te puede ir muy bien un mes con una cosa pero como al mes siguiente tengas algo que no, pues adiós, el agujero ya está hecho. Me parece difícil porque tienes que acertar todos los meses en la programación que tengas. Nuestra idea es hacer un espacio donde la gente se acostumbre a venir y que si la vez anterior vio un espectáculo que le gustó que de alguna manera haya una confianza en nuestra programación que eso yo creo que en algunas salas de Madrid pasa.

El Pavón Teatro Kamikaze. Foto: Vanessa Rabade.
El Pavón Teatro Kamikaze. Foto: Vanessa Rabade.

QUÉ DIFERENCIAS ENCUENTRAS CON RESPECTO A LA TRAYECTORIA QUE TENÉIS COMO PRODUCTORA

Muchas, produciendo sabes el dinero que te puedes gastar, sino buscas unos coproductores para acabar de redondear ese dinero y luego tú sabes tantear cómo está el mercado. Hay funciones que antes de estrenar ya sabes que arrancas teniendo 30 o 40 bolos. Con eso, más o menos puedo calcular si voy a recuperar la inversión e intentar buscar una temporada en Madrid y demás. En cambio, si yo decido programar aquí corro con todos los gastos; tengo un espectáculo que lo produzco yo, lo vendo, lo vendo a caché con lo cual tengo que calcular la recuperación de mi inversión con ese caché. Aquí hay un mes que puedo ganar dinero y al siguiente lo pierdo todo. Son dos historias que no tienen absolutamente nada que ver lo que pasa es que aquí se da el caso que somos una productora que ahora nos hemos metido en teatro y a la vez somos programadores. Estamos aprendiendo.

EL TDB NOS HABLÓ DEL SISTEMA COOPERATIVISTA QUE TIENEN CON SUS SOCIOS OTORGÁNDOLES LA POSIBILIDAD DE PARTICIPAR Y FORMAR PARTE DEL CONSEJO RECTOR, ¿ES LA IDEA QUE TIENEN USTEDES TAMBIÉN?

Es diferente. Ellos son socios cooperativistas con lo cual me imagino que de arranque toda esa gente puso un dinero para formar parte de esa cooperativa y evidentemente al hacer eso tienen opción a voto. Nosotros no, somos 4 socios y no está abierto a más gente. Los socios kamikaze es otro tipo socios. Colaboran en la aportación de 120€ en calidad de mecenas.

OBSERVAMOS QUE APOSTÁIS POR PONER EL FOCO EN COLECTIVOS QUE HOY EN DÍA ESTÁN EN LUCHA POR NO PERMANECER A LA SOMBRA ¿TENÉIS PREVISTO ALGÚN CLICLO QUE ENGLOBE A LOS REFUGIADOS?

Hicimos uno antes de levantar el teatro, Yucali. Fue un encargo de CEAR. Tenemos mucho contacto con Estrella Galán y para celebrar el día del refugiado hacen algún tipo de actividad y hablaron con nosotros por si se nos ocurría algún tipo de actividad. Entonces, Miguel escribió un texto sobre refugiados. Se contaban 4 historias de refugiados. Uno de ellos era un refugiado congoleño que murió hace poco, una colombiana, una venezolana que también era actriz, es decir, los 4 no eran refugiados pero colaboraron en este proyecto. Se montó en la sala grande de las Naves de Matadero y allí lo vio Mario Gas y lo programó durante tres semanas en la sala pequeña del Teatro Español. Y hace muy poco, Miguel ha estrenado una producción suya, Refugio. Es un tema que está ahí y a lo mejor en algún momento lo volvemos a tocar.

 

¿QUÉ BALANCE HACÉIS DE LOS PRIMEROS NUEVE MESES?

El balance artístico es muy positivo, estamos muy contentos de la programación que hemos conseguido armar en tan poco tiempo. Hasta mayo no sabíamos que nos quedábamos el teatro y arrancamos a finales de agosto. Es verdad que teníamos espectáculos nuestros que sabíamos que iban a ir pero luego estamos muy contentos con las compañías invitadas que hemos tenido y con los espectáculos que hemos rescatado. A nivel económico, todavía los números no salen, pero bueno, cuando nos metíamos en esto sabíamos que el primer año era intentar que al finalizarlo esto fuera lo más sostenible posible. Creo que no estamos muy lejos. Esto te lo digo ahora, si me lo preguntas hace un mes igual te digo lo contrario. Esto va dando saltos y nunca sabes. Creo que es un proyecto que lo vamos a poder hacer viable y confío mucho y estamos encantados con la respuesta del público. Estamos haciendo público que está repitiendo, gente que ya nos conocía y otra gente que no pero cuando se van por esa puerta y vienen dicen: “Es que siempre que vengo a aquí hay algo que me gusta”. Creo que estamos haciendo un público que ahora mismo el Teatro Pavón Kamikaze ha entrado a formar parte de los espacios de mira qué programación tenemos y eso ya es muy importante. Ahora mismo apostamos por la dramaturgia contemporánea y todavía me parece mucho más complicado porque traer público a un Hamlet o a un Misántropo es más fácil. Y ahora nos meteremos a traer dramaturgia contemporánea española que también es complicado. Tenemos que conseguir traer otro tipo de público. Ahí está nuestra apuesta.

NO SOLO OS PREOCUPÁIS DE PROGRMAR SINO GENERAR EXPERIENCIAS EN EL ESPECTADOR…

Igual suena un poco pedante lo que voy a decir pero cuando decidimos meternos en este lío tan gordo que no sé si alguien se puede hacer una idea del lío en el que nos hemos metido queríamos ser un revulsivo. Teníamos la sensación de que Madrid se estaba apagando. No había espacios más abiertos y nosotros veíamos que no teníamos una cabida clara, tampoco somos millonarios…Pensamos que debíamos hacer un proyecto diferente. Dar la posibilidad a los espectadores de ver un ensayo de tener una experiencia más abierta que lo que supone comprar una entrada e ir a ver la obra y ya está.

 

PARA FINALIZAR, ¿A QUÉ SALA O COLECTIVO NOS RECOMIENDAS ENTREVISTAR?

Me gustaría que hablaras con La Belloch porque cuando estas chicas empezaron el proyecto yo conocí a Carolina África a través de Bárbara Lennie y me dijo un día que si me importaba tomar un café con ellas porque me querían contar una cosa. Quedamos, me compraron una caja de pastas, me hablaron del primer proyecto de La Belloc, Verano en diciembre. Lo que me gustaría preguntarles dos años después de ese encuentro es que me cuenten su experiencia. Cómo ha sido desde que tuvieron aquella reunión conmigo porque yo les conté las cosas buenas y les conté las cosas duras de lo que era una compañía.

Ka Penichet
  “En otra vida fui un alma perdida y pecadora a la que enterraron fuera de los muros del camposanto. Ilusa por convicción y tuiteatrera de corazón.”
Así se presenta Ka, nuestra reina del teatro off en el mundo conocido. Se mueve como pez en el agua en el ámbito de producciones, obras, actores y creadores de la escena independiente. Su simpatía es legendaria: siempre te mostrará su mejor sonrisa, hasta que olvides invitarla a tu nueva obra. Entonces la maldición del bigote caerá sobre ti.
Me gusta Ir a cualquier sala de teatro, perderme en museos, pequeñas salas de cine, festivales y cualquier plan cultural.
No me gustan Los libros de Paulo Coelho, la gente interesada en convertir nuestro patrimonio en centros comerciales y que los poderes públicos subestimen la cultura gravándola con el IVA cultural más alto.
Pasaría una noche en vela con Chejov
Una obra en la que me quedaría a vivir En los garabatos sin destino de Joseph Beuys
Bigote preferido Frida Kahlo
Contacto kapenichet@elbigoteobsceno.com
https://twitter.com/KaPenichet

Deja un comentario