ENCUENTROS CON SALAS DEL CIRCUITO OFF (V): EL TEATRO DEL BARRIO

Tras una larga pausa retomamos el proyecto de entrevistas a las salas del circuito off. Recoge el legado que dejó José Martret (La pensión de las pulgas), el Teatro del barrio. Una sala que parece vivir en la eterna primavera porque cada mes florece con un abanico de propuestas que combinan calidad, riesgo y compromiso social.

Me reúno, in situ, con Iñaki Alonso, arquitecto y socio fundador que nos confiesa que entonces no tenía ni idea de cultura ni de teatro y que se inició en el proyecto porque le gustó el planteamiento desde el punto de vista colectivo.

¿CÓMO SIENTEN LA RESPUESTA DEL PÚBLICO Y CÓMO CREEN QUE ESTÁ INFLUYENDO EN LA SOCIEDAD EN LA QUE VIVIMOS AHORA MISMO? QUE DESARROLLEN LA IDEA DEL TEATRO TRANSFORMADOR…

La respuesta del público tiene doble sentido: una respuesta del público como usuario que está teniendo muy buena aceptación y luego, hay otra respuesta de un cierto público proactivo, comprometido, que es el que se ha hecho socio y ha querido participar del proyecto. Ésta última, también ha sido muy buena porque empezamos siendo 8 y ahora somos 400 socios. Ser socio cuesta una aportación al capital social de 100€. Para que este teatro funcione necesitamos una ocupación media de un 75%. Es un número muy alto y sin el público no haríamos nada. Pero luego también necesitamos que la gente participe y desarrolle el teatro porque aquí hay 10 personas remuneradas (bar, técnicos, oficina y producción).

Respecto al teatro trasformador lo es en dos sentidos: uno por la “línea política” de lo que se produce aquí, que siempre tiene un tinte de contar la realidad a través del teatro. Por ejemplo, el montaje de Ruz Bárcenas está realizado con información del juicio que es literal.

Hay mucho debate sobre si es teatro político o no. Hay gente que dice que política es toda, que cada acción que haces en la vida tiene un tinte político. Pero bueno ese es un debate interno, rico y bonito dentro del teatro.

Luego está la otra línea transformadora que es que ya que quieres mantener un contenido trasformador pues es interesante hacerlo a través de una forma jurídica transformadora . Esto no es una SL, ni una empresa que hayan montado uno o dos porque por mucho contenido político que tenga al final tú quieres cambiar las cosas de la realidad y los primeros que tenemos que cambiarnos somos nosotros mismos. Si realmente queremos contar cómo hacer las cosas de otra manera desde el teatro vamos a hacerlo nosotros de otra manera. De ahí que construyamos una cooperativa y que se sume todo el que quiera participar en construir el proyecto.

Teatro del barrio

¿CÓMO SE ORGANIZAN LAS COMISIONES?

Se hace mucho trabajo desde las comisiones: hay una que lleva temas de cuentas, otra de comunicación, otra que lleva el tema de la programación en sus diferentes sectores infantil, música, danza y otra comisión que trabaja la comunidad de socios. Gracias a ellos ahí tenemos otro trabajo, que no es remunerado.

¿CÓMO ACCEDEN A FORMAR PARTE DEL CONSEJO RECTOR?

Entran como socios, han de estar dos años para que se empapen un poco de cómo funciona todo y luego cuando haya elecciones tienen la opción de presentarse.

Teatro del barrio

HÁBLANOS DE LOS INICIOS DE LA SALA

 

Esto es un proyecto personal de Alberto San Juan que tenía la idea de alquilar este teatro, que era la antigua Sala Triángulo. Alfonso Pindado, que era el dueño, le propuso alquilársela. En ese tiempo, nos juntamos los 8 iniciales que montamos el teatro y de ahí surgió la idea de ayudar a Alberto. No queríamos que fuese una iniciativa personal sino que la colectivizase, que la hiciese horizontal y que la construyese un poco para que pudiese entrar más gente. Él ponía a andar un barco y él fue el que tuvo la idea. Es el alma del proyecto que luego comparte.

Ahora estamos en un momento muy importante, el tercer año del teatro en el que ya empiezan a salir producciones propias y eso es que el teatro está aprendiendo a andar, está haciéndose mayor, desarrollándose e independizándose.

ADEMÁS, AHORA SE PERCIBE QUE EL PROYECTO ESTÁ ADQUIRIENDO MUCHA COHERENCIA A LA HORA DE PROGRAMAR. POR EJEMPLO, PRODUCIENDO OBRAS HECHAS POR MUJERES…

Eso lo podemos decir ahora porque acabamos de estrenar Emilia y La sección pero si me lo preguntas hace un año igual no éramos tan coherentes porque sólo habíamos estrenado producciones de hombres.

Aprendemos a ser más consecuentes y aún tenemos que aprender muchas cosas por el camino.

¿CONSIDERÁIS QUE EL TEATRO TIENE UNA IMAGEN ELITISTA O DE DIFÍCIL ACCESO?

Para mantener una sala así, prácticamente sin subvenciones, es necesario mantener una cuota de un 70% de la sala llena en cada función. Eso nos exige tener un teatro de mucha calidad, sobre todo los primeros años e intentar asegurar que tenemos esa entrada. Sí que es cierto que la sala echa para atrás mucha obra más experimental, más alternativa que necesita más rodaje pero no podíamos jugarnos el morir en dos años y eso ha funcionado y en este tercer año hemos conseguido sacar los primeros números en positivo. Supongo que habrá crítica de mucha gente que no ha podido entrar a producir aquí o a representar porque hemos dado prioridad a un teatro que tenía más nombre pero sabíamos que nos podía llenar la sala por una cuestión de sostenibilidad económica. Por un lado, por las compañías pero por otro porque estamos representando a 400 socios y quieren que esto funcione. Eso no quita que no hayamos dado oportunidades pero no ha sido nuestra prioridad. Según vayamos teniendo más economía igual nos la podemos jugar más.

Teatro del barrio

 

¿PARA FINALIZAR QUÉ SALA NOS RECOMIENDAS VISITAR?

Porque me parece un proyecto bonito aunque es a otra escala, me gustaría recomendar el Teatro Pavón (Kamikaze). Necesita apoyo porque se ha metido en un berenjenal muy gordo con una iniciativa muy interesante.

¿QUÉ PREGUNTA LES LANZARÍAS PARA ABRIR LA ENTREVISTA?

Desde su punto de vista, ¿cómo creen que podrían hacer sostenible económicamente la cultura?

Puedes conocer la programación pinchando aquí.

 

 

 

 

Ka Penichet
  “En otra vida fui un alma perdida y pecadora a la que enterraron fuera de los muros del camposanto. Ilusa por convicción y tuiteatrera de corazón.”
Así se presenta Ka, nuestra reina del teatro off en el mundo conocido. Se mueve como pez en el agua en el ámbito de producciones, obras, actores y creadores de la escena independiente. Su simpatía es legendaria: siempre te mostrará su mejor sonrisa, hasta que olvides invitarla a tu nueva obra. Entonces la maldición del bigote caerá sobre ti.
Me gusta Ir a cualquier sala de teatro, perderme en museos, pequeñas salas de cine, festivales y cualquier plan cultural.
No me gustan Los libros de Paulo Coelho, la gente interesada en convertir nuestro patrimonio en centros comerciales y que los poderes públicos subestimen la cultura gravándola con el IVA cultural más alto.
Pasaría una noche en vela con Chejov
Una obra en la que me quedaría a vivir En los garabatos sin destino de Joseph Beuys
Bigote preferido Frida Kahlo
Contacto kapenichet@elbigoteobsceno.com
https://twitter.com/KaPenichet

Deja un comentario