DEL TRAP A LA MÚSICA VEGANA, NUEVOS GÉNEROS MÚSICALES

¿Cuántas veces has oído mencionar un género musical del que en un principio no sabrías decir nada, y quedas anonadado cuándo alguien lo menciona como si fueras un experto en el high green metal garage de Care Blink of Cell? Para que eso no suceda y estéis a la altura de los coolturetas más entrenados, os traigo una selección de géneros que por su popularidad o su rabiosa actualidad debéis conocer. Es la música del momento, cuatro géneros que marcan el hoy y el ahora de la música contemporánea, que dejarían ojipláticos a los mods, los punks y los rockers de los 70.

El trap

Es el género de moda entre los adolescentes, una fusión de rap, dubstep, house y electro de ritmos agresivos y letras salvajes. La palabra trap en inglés significa “lugar dónde se intercambia droga” y está música ha crecido en lugares periféricos de las ciudades, económicamente deprimidos. En el panorama más cercano Barcelona se ha convertido en un foco de parte de estos grupos. En un post pasado os hablamos de Pxxr gvng, un fenómeno que ha rendido también a los críticos por su originalidad (la revista Rockdeluxe eligió Tu coño es mi droga como uno de los hits musicales del año pasado, actuaron en el Sónar y Sony les ha contratado). Takers destacan como otro de los referentes en castellano con temas como Deja que la calle hable. Llaman especialmente la atención un grupo de trap feminista catalán, LAS VVITCH,  con temazos tan irreverentes como Yo no soy tu bitch o Enamorada de la copa.

El nerdcore

Es un subgénero de la música hip-hop interpretado por geeks o nerds, frikis enamorados de la tecnología o la ciencia como los protagonistas de The Big Bang Theory. Sus letras están llenas de referencias a películas y series de culto (Star Wars, Star Trek, Transformers…), videojuegos de todo tipo (Minecraft, SuperMario, Zelda…). Es una tendencia presente sobre todo en Estados Unidos y Japón con artistas como McFrontalot, McHawking o Optimus Rhyme.

En nuestro país el rapero Porta creó una canción en esa línea llamada Nueva generación repasando todos los videojuegos de su infancia, pero los auténticos especialistas son youtubers como Zarcort y una corte de seguidores e imitadores que hacen canciones sobre cualquier videojuego a ritmo de hip-hop.

Veganos

El veganismo es una alimentación pero en los últimos años se ha convertido en todo un lyfestyle. La propia alimentación y lo contrario a ella es un tema muy polémico últimamente y tiene firmes partidarios y detractores por lo que nos centraremos en la cuestión musical.  A nivel internacionl grupos como Satanic Surfers hacen toda una reinterpretación del punk más bestial en la filosofía vegana con canciones como “Institutionalised murder”. También con bastante éxito Anti-Flag hacen música anarquista y todos sus miembros son veganos.

En castellano aparecen grupos como Eu libre o el argentino Animinimalista o el grupo Futuro Vega Pop con canciones como Cuático. En lo más perfeccionado de este conjunto de música se encuentra el vegan straight edge, un género explícita y exclusivamente vegano dentro de las corrientes anticapitalistas que aboga por un disfrute de la música sin ningún tipo de drogas. En los últimos cinco años han surgido multitud de estas bandas a nivel local en muchos países.

Afropop

El afropop no es otra cosa que la música popular africana llevada al pop, una corriente que surgió en Nigeria y lleva años funcionando pero que últimamente ha recibido un resurgir importante y que va a marcar la pauta de la música indie y pop durante los próximos años. El afropop trae los diferentes géneros de música africana, los instrumentos, las voces y las bases rítimicas y las combina. A nivel internacional tenemos ejemplos tan buenos como el grupo Mbongwana Star o Wiyaala y la canción África, que representa por completo el sonido del afropop.

En castellano tenemos artistas como Nakany Kanté, natural de Guinea Conakry, que mezcla el malinké con el castellano en temas como Tougna. Y además hay numerosos grupos rock e indies que han mezclado los sonidos africanos con las guitarras, el bajo y el sintetizador. Hace unos años Dover se lanzó a ello con I Ka Kené, con curioso y poco valorado resultado. El grupo Za! suelen hacerlo en temas como Gacela verde o ¡Aquí huele a Assufre! y varias canciones del álbum Macumba o Muerte. El Guincho también ha hecho sus pinitos en el afroritmo dejando canciones como Bombay.

Imagen de portada procedente de http://onceb-iemdd.blogspot.com.es/

Pedro Aguado González
Pedro es historiador, escritor y gestor cultural. Le atraen un sinfín de géneros musicales y pasa horas buceando en el proceloso mundo virtual descubriendo grupos, canciones e historias. Ha participado en webs como Cronoviajeros o QueAprendemosHoy. Colecciona instrumentos musicales, viajes extraños y enemigos imaginarios.
Me gusta Las canciones de Antonio Vega, los cuentos de Borges y las culturas antiguas
No me gusta Lo que se crea solo para vender, el hip-hop y la economía
Pasaría una noche en vela con Sabina, Alaska, Leonor Watling, Pucho, Almodóvar y Jesús Ordovás, todos a la vez encerrados en un garito.
Una obra en la que me quedaría a vivir Blade Runner de Ridley Scott
Bigote preferido Freddy Mercury
https://twitter.com/PedroDesierto

Deja un comentario