CANCIONES DE SOLEDAD

Todos los artistas hablan a la soledad porque el hecho de serlo obliga a ello. La soledad a la que cantan suele ser la que no eligen, la del desamparo que dejan las relaciones que se acaban o la sensación de no tener manos que te sostengan. Os presentamos diez canciones indies con las que podréis emocionaros hasta la lágrima, en la más absoluta soledad. Disfrutadlas, o lloradlas.

Noches de ciencia ficción, Mi amigo invencible
El minimalismo nocturno dibujado en una canción. Simple y sútil, y para arrancarse a llorar. Y hablándote de vos. Perfecta por todo ello.

Tupolev, Iván Ferreiro
Ir arrebatando los ingredientes de la felicidad a alguien y dejarle un frío inmenso dentro de sí. Iván Ferreiro habla de eso en esta canción de su último disco sobre un avión supersónico soviético.

Cosas, Havoc
Esa sonoridad lejana le imprime un sonido muy peculiar a la canción y va goteando una sensación de nostalgia a lo largo de los tres minutos de las cosas que se han perdido. Es la historia de una relación agonizante en la que cada uno de los dos ya está solo.

Nuestro siglo Fnord, Triángulo de Amor Bizarro
A veces la soledad se elige para evitar el daño. Un canto al despecho y al deseo de que alguien destructivo desaparezca de tu lado y te deje en calma. Con un videoclip maravilloso de un juego ochentero de arcade.

Nostalgia del cuerpo a cuerpo, Rusos Blancos
Estos versos son la definición perfecta de soledad, de desamparo frente a los peligros del mundo. El sonido melódico y vintage de los Rusos Blancos sólo nos hace sentirnos más sólos y con la sensación de no tener nadie amado cerca.
https://play.spotify.com/track/3unOrqOvCzH9zv05CinP7V

Leonor, Joe La Reina
Los sinsabores del amor, la vida vegetativa, el abandono del placer nada más dejar una relación “No verán, no sabrán que estuvimos siempre arriba” cantan con una actitud derrotada a la par que irónica.

Jeanette, Soledad Vélez
No sólo porque lo lleve en el nombre la incluyo. La soledad cantada desde una pista de baile no suena tan triste pero es quizás todavía más oscura. Esto es lo que hace esta original artista lanzada a la oscuridad techno.

No queda nada, Kokoshca
La furia que late tras la desesperanza de una persona que se siente aburrida de la existencia, y de la incomprensión los demás. Es una canción para empezar un fin de semana, o para acabarlo, ahí es de ambigua y de buena como tema.

Lágrimas de glitter, Espanto
Un grupo que nombra Fruta y verdura a su último disco sólo puede hacer cosas maravillosas y bizarras. Más que soledad, es nostalgia a lo que cantan, o el haberse quedado sólo en un ambiente extraño en el que ha cambiado todo.

Camino a L.A., Zahara
Esta canción suena a un amor perdido en las praderas de Norteamérica, de odios que cruzan el desierto y lágrimas vertidas en carreteras infinitas llenas de escorpiones.

Pedro Aguado González
Pedro es historiador, escritor y gestor cultural. Le atraen un sinfín de géneros musicales y pasa horas buceando en el proceloso mundo virtual descubriendo grupos, canciones e historias. Ha participado en webs como Cronoviajeros o QueAprendemosHoy. Colecciona instrumentos musicales, viajes extraños y enemigos imaginarios.
Me gusta Las canciones de Antonio Vega, los cuentos de Borges y las culturas antiguas
No me gusta Lo que se crea solo para vender, el hip-hop y la economía
Pasaría una noche en vela con Sabina, Alaska, Leonor Watling, Pucho, Almodóvar y Jesús Ordovás, todos a la vez encerrados en un garito.
Una obra en la que me quedaría a vivir Blade Runner de Ridley Scott
Bigote preferido Freddy Mercury
https://twitter.com/PedroDesierto

Deja un comentario