ABRIENDO BRECHA, DERRIBANDO MUROS

Los avances surgen cuando ya no se puede tolerar la injusticia y la desigualdad, cuando nos cansamos de la miseria y empezamos a sentir vergüenza de la sociedad. Así vamos creando una alternativa al camino establecido, luchamos contra las imposiciones con fuerza y, en ocasiones, desobediencia. Lo único que podemos hacer es intentar que si nosotros no vivimos en un mundo de iguales, nuestros hijos sí lo hagan. Julián Vadillo Muñoz nos habla de mujeres que buscaron su libertad y la de las demás, que no se conformaron… que fueron Abriendo brecha.

Me gustaría prestar especial atención al hecho, descrito en este libro, de que el feminismo no tiene unas ideas inamovibles, es un ente cambiante que aglutina a personas que piensan de maneras diferentes, pero que reivindican en esencia un equilibrio del que carecemos.

El libro de Julián Vadillo Muñoz para la editorial Volapük hace un recorrido por la historia del movimiento anarquista en España con la mirada clavada en aquellas mujeres que reivindicaron una educación, unos derechos y una atención de la que carecían. Muchos de sus nombres han quedado grabados en la piedra de la historia, pero muchas otras están cayendo en el olvido. Gracias a la obra Abriendo brecha, podemos analizar el movimiento libertario que nació de la mano del hambre, la desesperación, el analfabetismo y una sociedad cansada, pero dispuesta a levantarse y plantar cara a todo.

Foto2

Tras recordar los inicios de la lucha de las mujeres por su emancipación, llegamos a Soledad Gustavo. No todos conocerán su nombre y otros muchos la conocerán sobre todo por ser la madre de Federica Montseny. Este mes de feminismo, también ha sido el mes de las madres y, como tal, qué mejor ejemplo que una madre que inspiró de tal manera a su hija. Su verdadero nombre era Teresa Mañé Miravet y, aunque quedó en un segundo plano al ser eclipsada históricamente por su hija y su marido, no debemos dejar de mencionar su labor como escritora, editora y profesora. En esta obra llegaremos a conocer a un personaje nacido hace 151 años que merece la pena ser recordado

No quiero dar una lección de la historia de España, prefiero que sean las páginas de Abriendo brecha las que os den un paseo por las ideas de aquellas mujeres que nos inspiraron para continuar luchando por el respeto que merecemos. La igualdad es difícil, pero no imposible. Debemos leer sobre nuestro pasado para no repetir los errores cometidos. La historia no es solo algo que pasó una vez en algún lugar, es la mejor educación social que podemos tener. Dejad que Julián Vadillo Muñoz os ayude a echar la vista atrás y que los textos de Soledad Gustavo os enseñen que aún nos queda mucho por avanzar.

Foto3

 Por último, me gustaría terminar hablando de la editorial que se ha hecho cargo de esta publicación. Dar a conocer ciertos libros no es tarea fácil, las grandes editoriales tienen un presupuesto apabullante en publicidad y muchos proyectos luchan por seguir en el mundo literario con uñas y dientes. Estas pequeñas editoriales merecen un respeto y un reconocimiento que rara vez tienen. Por eso, hoy quiero hablar de Volapük ediciones.

A principios de 2013, con una intención muy clara y una ideología de corte libertario, nace Volapük. Lo que más me gusta de esta iniciativa cultural es que no se centra solo en la publicación de libros, están verdaderamente implicados con el entorno en el que se enmarcan sus obras. Fomentan la presencia del autor o la editorial aportando un valor añadido al dar charlas, jornadas y presentaciones allá donde van. Esa implicación de autores y editores es un soplo de aire fresco ante las campañas publicitarias anónimas y aplastantes de otros medios culturales. Abordan temas delicados que no son aptos para cualquier paladar: memoria histórica, movimientos sociales como el anarquismo, pedagogía libertaria… Si lo que buscáis es un cambio que parta del aprendizaje, es el momento de dejar la ideología personal de lado y coger una de las obras que han publicado.

 Como curiosidad me gustaría añadir que el nombre de esta editorial tiene un origen muy curioso. ¿Sabíais que hubo un intento de tener una lengua universal antes del esperanto? Se llamó volapük y quiso facilitar la comprensión entre las diferentes culturas con el lema: Menefe bal, püki bal (una lengua para una humanidad).

Foto4

Recordad, debemos seguir abriendo brecha.

Ángela Pacheco
Ángela es bibliófila por naturaleza y por formación, conoce todo lo que rodea al mundo del libro, desde la portada hasta el punto final. Seguro que el libro que tienes entre manos ya ha pasado por las suyas. La música, el cine y el turismo se cruzan también en su universo interior dando forma a una visión muy particular de todo lo que lee.
Ha dicho que está decidida a ganarse la vida con su pasión, el mundo de las letras. Aceptamos donaciones para ayudarla. Ya sabes a quién acudir si necesitas un corrector especializado o una aprendiz de escritora.
Me gusta el cine más bizarro de serie z, las descripciones apasionadas en las páginas de cualquier libro, Gustav Klimt y la lluvia, sobre todo... la lluvia.
No me gusta la estupidez humana y vivir en un mundo donde lo que se nos enseña de pequeños no se respeta de mayores (compartir, respetar los turnos de palabra...).
Pasaría una noche en vela con Ed Sheeran, Ray Bradbury y con el líder de una secta o institución religiosa con el que poder discutir pacíficamente.
Una obra en la que me quedaría a vivir La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, podría pasarme la vida recorriendo los pasillos del Cementerio de los libros olvidados.
Bigote preferido El de Davy Jones del Holandés Errante y, sin lugar a dudas, todos los que participan cada año en el movimiento Movember.

Deja un comentario