10 LIBROS LGTBQ IMPRESCINDIBLES

literatura lgtb

Este mes nuestros bigotes se tiñen de colores con esta lista de literatura LGTBQ. Son muchos los libros cuyo argumento gira en torno a esta diversidad, añadamos las siglas que añadamos, la sexualidad humana es tan compleja que definirla con una palabra parece una tarea imposible. Por eso, en lugar de cinco letras usaremos diez libros LGTBQ imprescindibles.  

Por supuesto, aún queda mucho camino por recorrer y no es fácil reducirlo a unos pocos títulos. Hay muchas novelas en el tintero que todavía no han visto la luz y hay muchos editores que aún no han querido dar el paso para que no solo haya tolerancia, sino integración y naturalidad.

  1. Diario de una asexual, Lucía Lietsi

No sentir atracción sexual por otras personas puede ser confuso y, durante años, ha sido una «orientación invisible». No nos confundamos, el amor no siempre incluye sexo y la asexualidad va haciéndose visible poco a poco. Si quieres comprender cómo se sienten o si tienes dudas sobre tu propia vida, quizá deberías echar un vistazo a Diario de una asexual de Lucía Lietsi y al libro de Javier León, Asexualidad: ¿se puede vivir sin sexo?

  1. Middlesex, Jeffrey Eugenides

Jeffrey Eugenides fue premiado con el Premio Pulitzer gracias a su novela Middlesex donde la intersexualidad de su protagonista se mezcla con los cambios de toda una familia con tintes épicos y evocaciones homéricas. El viaje no es solo físico sino emocional, Middlesex es un relato fascinante sobre la búsqueda de la propia identidad y de la verdad.

Frase Middlesex

  1. Personas como yo, John Irving

Una novela que, nacida en Estados Unidos, lleva sus líneas argumentales hasta el barrio de Chueca, Madrid. Así aparece España en un momento clave de esta narración que trata la bisexualidad desde las primeras dudas hasta los mayores deseos. John Irving nos zambulle en la vida de un actor adolescente que quiere ser escritor, que va madurando y descubriendo su identidad sexual para después buscar a su verdadero padre. El conjunto de personajes con personalidades diferentes consigue engancharte y hacerte sonreír con sus instantes de felicidad o sufrir con la homofobia y la enfermedad. Personas como yo es un grito de respeto a las decisiones de los demás y John Irving lo maneja con una pluma maestra.

  1. El acompañante, Jonathan Ames

Algunos describen la obra de Jonathan Ames como un resurgir de Scott Fitzgerald, pero con sentido del humor. Yo prefiero describir esta novela como un guiño al travestismo sin censura, una historia de dos personajes que se aceptan mutuamente y se enseñan la vida entre música y cócteles. Un relato irreverente sobre dos hombres que intentan sobrevivir ganando dinero siendo acompañantes de mujeres adineradas. Las calles de Nueva York son su escenario y, para uno de sus protagonistas, la elegancia no está reñida con el uso de ropa interior femenina.

El acompañante es una obra cargada de ironía y sonrisas para pasar un rato por las profundidades de las calles neoyorkinas sin salir de casa.

  1. Zezé, Ángeles Vicente  

Una novela poco conocida que me gustaría rescatar del olvido. Ángeles Vicente publicó su primera novela en 1907 con una sombra de feminismo que se plasmaría también en sus siguientes escritos. No es una obra puramente lésbica, pero sí es la primera manifestación de la sexualidad femenina en la literatura española. Zezé, la protagonista, se inicia en el ámbito sexual con una compañera de colegio, sin tapujos. Como podemos leer en su prólogo: «es, además, el primer relato de autoría femenina que presenta experiencias lésbicas en una obra española y uno de los primeros en las literaturas europea y americana».

Portada Zezé

  1. Duelo en Marilyn City, Eduardo Mendicutti

Supongo que todos recordamos la llegada al cine de un amor entre vaqueros con Brokeback Mountain, pero no todo el mundo sabe que los primeros cowboys homosexuales salieron de las letras de Eduardo Mendicutti. Duelo en Marilyn City cuestiona los clásicos western con humor sumergiéndose en el límite de Arizona y el territorio de los indios.

A Marilyn City aún no han llegado las caravanas de mujeres, pero sí tres jinetes que conocerán a personajes cuyos nombres son guiños de cultura pop, como el sheriff Cameron Closet o el dueño de la fonda, Fred Mercury. La risa está asegurada y la búsqueda de flecos de Broadway entre líneas es inevitable con este Duelo en Marilyn City.

  1. El almanaque de las mujeres, Djuna Barnes

Fue publicado en 1928 y Djuna Barnes decidió escribirlo con la estética de un calendario medieval. No podemos esperar una novela corriente, nos encontramos con un texto que rompe las barreras de las mujeres en muchos aspectos. El almanaque de las mujeres debate sobre las diferencias entre género y sexo, la homosexualidad femenina, el matrimonio y el travestismo, entre otras cosas.

El feminismo de Barnes nos lleva a la aceptación de todas las mujeres desde la raíz, sin importar su orientación sexual o con qué genitales nacieron. Es un libro muy curioso que critica profundamente los valores de una sociedad en la que importan más los prejuicios que la naturaleza de las personas.

  1. Cada día, David Levithan

Últimamente se habla mucho de ciertas leyes sobre transexualidad y muchos se sienten insultados por el hecho de que una ley permita que su hija utilice el mismo cuarto de baño que el hijo en proceso de cambio de sexo de su vecino. ¿Alguien les ha preguntado a ellos si les importa? Quizá ese odio no esté presente hasta que nos lo inculcan en nuestro entorno. Para eso recomiendo este libro que habla de un amor puro, sin distinción entre sexos. A veces, la literatura juvenil consigue sorprender tratando con naturalidad cosas que los adultos ya están destinados a prejuzgar.

¿Y si Cada día te despertases en un cuerpo diferente? ¿Y si tuvieses pareja y al día siguiente no fueras un chico sino una chica? ¿Y si al irte a dormir no supieras cómo despertarías ni dónde? Este no es un libro sobre transexualidad, es sobre sentimientos que traspasan las barreras de la piel. ¿Podrías amar a una persona que cada día es distinta? Sin racismo, sin orientación sexual, sin prejuicios, solo amor. Eso es lo que nos propone David Levithan.

  1. El sueño de Alex, José Miguel Carrillo de Albornoz

En medio de la desesperación, en una vida rígida donde nunca has tomado una decisión que te haga feliz, un rayo te atraviesa y te quedas en coma. Si ya te has puesto en situación, imagina que dos años más tarde despiertas. ¿Volverías a llevar esa misma vida o aprovecharías tu segunda oportunidad?

Alex despierta decidido a cumplir sus sueños, con ganas de vivir todo lo que se ha estado perdiendo. Así conoce a Antonieta y a Javier, dos personas que le hacen sentir lo que estaba buscando. El sueño de Alex es no conformarse, es abrir los ojos y aceptar la realidad y los sentimientos tal y como se presentan. José Miguel Carrillo de Albornoz aborda así la frustración que muchos sienten fingiendo ser lo que no son y el despertar de Alex es tan metafórico como el rayo que le atraviesa en Madrid.

  1. Bodas diversas y amores Queer, Coral Herrera Gómez.

La boda, esa utopía romántica que para algunos está prohibida. Coral Herrera Gómez analiza las diferentes formas de amor que hay en el mundo y, por supuesto, su representación en público con el ritual de la boda. Me gustaría resumir la temática de este libro con palabras de la autora, porque Bodas diversas y amores Queer es algo más que una recopilación de hechos con humor, es una reivindicación para un mundo más igualitario.

«Pienso también en la violencia homofóbica de países como Rusia en los que amar a alguien de tu mismo sexo/género es sinónimo de peligro de cárcel o de muerte. Y me maravilla que a pesar de tanto odio homofóbico, tanta violencia racista o clasista, tanta represión y tanto dolor, la gente se ama. La gente se quiere, es inevitable. A pesar de las tradiciones impuestas, de las normas y las prohibiciones, de los mandamientos morales o religiosos, la gente se enamora. No hay cura, legislador, policía, soldado, juez o psiquiatra que pueda evitarlo».

Bandera

Ángela Pacheco
Ángela es bibliófila por naturaleza y por formación, conoce todo lo que rodea al mundo del libro, desde la portada hasta el punto final. Seguro que el libro que tienes entre manos ya ha pasado por las suyas. La música, el cine y el turismo se cruzan también en su universo interior dando forma a una visión muy particular de todo lo que lee.
Ha dicho que está decidida a ganarse la vida con su pasión, el mundo de las letras. Aceptamos donaciones para ayudarla. Ya sabes a quién acudir si necesitas un corrector especializado o una aprendiz de escritora.
Me gusta el cine más bizarro de serie z, las descripciones apasionadas en las páginas de cualquier libro, Gustav Klimt y la lluvia, sobre todo... la lluvia.
No me gusta la estupidez humana y vivir en un mundo donde lo que se nos enseña de pequeños no se respeta de mayores (compartir, respetar los turnos de palabra...).
Pasaría una noche en vela con Ed Sheeran, Ray Bradbury y con el líder de una secta o institución religiosa con el que poder discutir pacíficamente.
Una obra en la que me quedaría a vivir La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, podría pasarme la vida recorriendo los pasillos del Cementerio de los libros olvidados.
Bigote preferido El de Davy Jones del Holandés Errante y, sin lugar a dudas, todos los que participan cada año en el movimiento Movember.

Deja un comentario